Préstamos personales

Préstamos personales

fidinda
4.6
Préstamo desde
500 - 5.000 €
TAE
79.60 - 85.00%
Edad mínima
21 años
Periodo de pago
3 - 24 meses
Ejemplo 1.000€ a 12 meses. Cuota mensual: 113€ Intereses: 81% TAE. Total: 1342,22€
Crezu
4.7
Préstamo desde
300 - 10.000 €
TAE
0 - 36 %
Edad mínima
18 años
Periodo de pago
61 - 90 días
0% de intereses y comisiones
Sin nóminas ni comprobantes de facturación
Por ejemplo, para un préstamo de 300€ para devolución en 67 días, los costos serán de 0€, el importe total a devolver será de 300€ con una TAE de 0%.
Vivus
4.6
Préstamo desde
50 - 300 €
TAE
298.6 - 305 %
Edad mínima
18 años
Periodo de pago
7 - 61 días
Te transferimos el dinero en menos de 15 minutos.
Por ejemplo, si pide un préstamo de 300€ a devolver en 30 días, es coste será de 0€ y el importe total a devolver será de 300€ con una TAE de 0%. En cambio, para devolver el préstamo en 61 días la TAE mínima será de 298.6% y la máxima de 305%
loaney
4.7
Préstamo desde
30 - 600 €
TAE
0.00 - 17547.49%
Edad mínima
18 años
Periodo de pago
7 - 30 días
No se necesitan garantías
Aprobación instantánea
Ejemplo: 300€ a 15 dias - Intereses: 0% - Total a devolver: 300€
Mykredit
4.6
Préstamo desde
100 - 600 €
TAE
desde 636,00%
Edad mínima
18 años
Periodo de pago
61 - 120 días
¡No se requiere ningún documentación!
Por ejemplo, si se te conceden 200 euros y lo vas a devolver en cuatro cuotas, la cantidad que tendrás que devolver será de 392,38€.
Pezetita
4.5
Préstamo desde
100 - 1.000 €
TAE
0 - 36 %
Edad mínima
25 años
Periodo de pago
2 - 24 meses
Por ejemplo, para un préstamo de 300€ para devolución en 67 días, los costos serán de 0€, el importe total a devolver será de 300€ con una TAE de 0%.
moneyman
4.6
Préstamo desde
100 - 300 €
TAE
0 - 3.112,64 %
Edad mínima
18 años
Periodo de pago
5 - 30 días
Te respondemos en 1 minuto
No te llevará más de 10 minutos
Ejemplo TAE: cantidad solicitada: 100€, total a devolver: 133€ en 30 días, TAE: 3112.64%

 

¡La clasificación de las ofertas de préstamo se ve afectada por el tamaño de nuestra comisión! Leer más…

 

Préstamos personales

Los préstamos personales son una opción de financiación que permite a las personas cubrir una variedad de necesidades financieras, desde consolidación de deudas hasta grandes compras, reformas del hogar o incluso vacaciones. Pero, ¿qué implica exactamente obtener un préstamo personal y cuáles son sus características?

Los préstamos personales se definen por ser cantidades de dinero que los bancos o entidades financieras otorgan a los solicitantes con la promesa de que estos devolverán el dinero en un plazo determinado, con un interés añadido. Es decir, el solicitante recibe un monto de dinero de una sola vez y acuerda pagar una cantidad fija cada mes hasta saldar la totalidad del préstamo y los intereses generados.

Una de las ventajas de los préstamos personales es su flexibilidad. A diferencia de otros tipos de préstamos, como los hipotecarios o los de automóviles, los préstamos personales no tienen una finalidad específica, lo que significa que puedes utilizarlos para casi cualquier propósito.

Además, los préstamos personales suelen ser préstamos sin garantía, lo que significa que no necesitas respaldarlos con una propiedad o un activo como tu casa o tu coche. Esto puede hacer que los préstamos personales sean una opción atractiva si no quieres poner en riesgo tus propiedades.

Sin embargo, esta flexibilidad y facilidad de acceso tiene un costo. Los préstamos personales suelen tener tasas de interés más altas que otros tipos de préstamos, especialmente si tienes un historial crediticio menos que perfecto.

 

¿Qué es un préstamo personal rápido?

Un préstamo personal rápido es una modalidad de crédito que permite a los solicitantes obtener dinero de manera ágil y eficiente, usualmente para hacer frente a gastos inesperados o necesidades financieras urgentes. Pero, ¿qué caracteriza a un préstamo personal rápido y qué aspectos debes tener en cuenta?

Primero, es importante destacar que la rapidez en este tipo de préstamos radica en la velocidad de su proceso de solicitud y aprobación. En muchos casos, puedes solicitar un préstamo personal rápido online, sin necesidad de visitar una sucursal bancaria, y obtener una respuesta en cuestión de minutos u horas. En algunos casos, el dinero puede estar disponible en tu cuenta bancaria en menos de 24 horas.

Además, los préstamos personales rápidos a menudo no requieren tantos documentos como los préstamos personales tradicionales. Usualmente, solo necesitas una identificación válida, prueba de ingresos y tal vez algunos otros datos personales básicos.

Sin embargo, la comodidad y la velocidad de estos préstamos viene a un costo. Los préstamos personales rápidos suelen tener tasas de interés más altas que los préstamos personales convencionales. Este es el precio que debes pagar por la conveniencia de obtener dinero de manera rápida y sin muchos requisitos.

Es crucial que antes de solicitar un préstamo personal rápido, evalúes tu capacidad de pago. ¿Podrás cumplir con los plazos de devolución? ¿Podrás hacer frente a los intereses? Responder a estas preguntas es fundamental para evitar el sobreendeudamiento.

En conclusión, un préstamo personal rápido puede ser una herramienta financiera muy útil en situaciones de urgencia, pero es importante usarlo de manera responsable. Siempre compara opciones, lee las condiciones y asegúrate de tener un plan para pagar el préstamo a tiempo.

Solicitar préstamo personal

Cada vez son más los clientes que solicitan préstamos personales por internet en detrimento de los préstamos tradicionales que otorgan las entidades financieras, ya sean bancos o cajas.

La principal ventaja de los préstamos personales por internet está en su inmediatez, ya que el dinero solicitado se obtiene en menos de 48 horas en la cuenta bancaria sin necesidad de aportar mucha documentación, ni tan siquiera dar explicaciones de para qué se quiere utilizar dicho préstamo.

Los préstamos personales online suelen otorgar cantidades no demasiado elevadas, estamos hablando de entorno a los 300 euros en el caso de las cantidades más bajas como los préstamos rápidos y de unos 15.000 euros en el caso de los préstamos más elevados, aunque es posible encontrar entidades financieras que puedan hacer entrega de hasta 60.000 euros, pero a devolver en aproximadamente 5 años.

 

Préstamos personales

 

Ventajas e inconvenientes de los préstamos online

Una de las principales ventajas de solicitar un préstamo personal por internet es la rapidez, inmediatez y comodidad para solicitarlo. Otra de las ventajas está en el tipo de interés, ya que suele ser siempre fijo, sin que varíe a lo largo del tiempo de devolución que se nos otorgue.

Eso en cuanto a las ventajas, pero en cuanto a los inconvenientes, el principal problema está en que los importes no suelen ser muy elevados y que los intereses que se pagan por ellos sí resultan bastante elevados. En la actualidad, las empresas suelen situar los intereses alrededor del 9% al 11% y a ello habría que sumarle intereses de comisión de apertura y de cancelación o amortización parcial si los hubiera, lo cual aumentaría considerablemente el importe de la devolución del préstamo.

Por todos estos motivos, hay que tener muy en cuenta antes de solicitar créditos rápidos si tenemos o no la posibilidad de devolverlo en el plazo otorgado y si podremos hacer frente a los pagos mensuales que nos tocará pagar. Hay que tener en cuenta todos estos factores antes de solicitar algún tipo de préstamo personal online.

Por todo lo anterior, recomendamos solicitar dichos préstamos personales, pero siempre se ha de realizar un estudio previo sobre todas las empresas que ofrecen este tipo de crédito inmediato, comparar el tipo de interés y condiciones que otorgan todos ellos y estudiar la posibilidad de poder hacer frente a todos los pagos en el tiempo establecido.

 

¿ Podemos solicitar préstamos personales con Asnef?

La respuesta corta es sí, puedes solicitar préstamos personales aún estando en la lista de ASNEF (Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito). Sin embargo, hay varios factores que debes considerar antes de hacerlo.

Los préstamos personales con ASNEF son créditos que se otorgan a personas que se encuentran en los registros de morosos. Esto significa que, a pesar de tener antecedentes de impago, estas personas pueden acceder a financiamiento. Pero, ¿qué implicaciones tiene esto y qué consideraciones se deben tener en cuenta?

Primero, es importante entender que no todos los prestamistas ofrecen préstamos personales con ASNEF. Algunos, especialmente los bancos tradicionales, suelen evitar proporcionar financiamiento a personas que están en la lista de ASNEF u otros registros de morosos. Sin embargo, hay prestamistas especializados que sí ofrecen esta posibilidad.

Es relevante destacar que los préstamos personales con ASNEF usualmente tienen condiciones menos favorables que otros tipos de préstamos. Por ejemplo, las tasas de interés suelen ser más altas y los plazos de devolución más cortos. Esto se debe al mayor riesgo que asume el prestamista al otorgar financiamiento a una persona con antecedentes de impago.

Además, aunque es posible obtener un préstamo personal con ASNEF, la cantidad que puedes solicitar puede estar limitada. Muchos prestamistas imponen un límite máximo de dinero que se puede prestar a personas en listas de morosos.

Por último, pero no menos importante, antes de solicitar un préstamo personal con ASNEF, debes evaluar cuidadosamente tu situación financiera. Si te encuentras en ASNEF, puede ser una señal de que estás enfrentando dificultades financieras. En ese caso, solicitar un nuevo préstamo podría exacerbar el problema.

 

A tener en cuenta al pedir un préstamo personal

Normalmente, los préstamos personales requieren no sólo de la solvencia del solicitante, sino incluso, en ocasiones, y dependiendo de la cantidad del préstamo, también podría ser necesario un avalista.

De ese modo, hay que tener en cuenta diferentes factores de un préstamo personal. Por una parte, el plazo de devolución de dicho préstamo. Como hemos comentado anteriormente, dependerá mucho de la cantidad de dinero que se haya solicitado, pero por norma general suele oscilar entre los 6 meses para cantidades pequeñas y los 6, 7 u 8 años en caso de importes más elevados. A mayor tiempo de plazo mayor es el tiempo del denominado “riesgo de crédito” y por lo tanto las condiciones serán más rigurosas y exigentes.

Por otra parte, hay que tener en cuenta los tipos de interés. Todo dependerá del momento en el que se encuentre el mercado financiero, de las condiciones de cada entidad financiera y del riesgo de la operación. En estos casos tener domiciliada una nómina en la entidad bancaria puede suponer un importante ahorro en el tipo de interés.

Scroll al inicio